No deberías perderte @BillyElliot_es #YahevistoBillyElliot

Antes de nada quiero dejar claro que esto no es publicidad, acudí a ver Billy Elliot pagando mis 49€, sin invitación de ningún tipo y esta es una recomendación completamente objetiva sobre lo que ví sobre el nuevo teatro Alcalá. Aprovechando estos días que estoy pasando en Madrid el martes decidí que tenía que ir a ver un musical. La elección no era sencilla, por un lado, confieso que aun no he ido a ver uno de esos musicales que hay que ver si amas el género: El Rey León, por otro lado ahora mismo está en la gran vía madrileña un musical muy apetecible por los buenos recuerdos que nos trae su banda sonora: El Guardaespaldas… El abanico de posibilidades era muy variado pero me decidí por Billy Elliot. En principio Billy Elliot puede ser un musical que no resulte atractivo. Si te pones a pensar en una canción que conozcas de este musical la mayoría no seríamos capaces de decir ninguna, mucha gente no sabría decir de que trata la obra… Finalmente me dejé seducir por lo desconocido y me decidí por Billy Elliot. Sin duda que en el elenco aparezcan nombres como Natalia Millán, Adrián Lastra, Carlos Hipólito o Juan Carlos Martín ya es señal de que has elegido un show de calidad y saber que la banda sonora cuenta con la firma de Elton John pues ya te hace decidirte del todo. El musical es una adaptación sin demasiada variación del que se estrenó en Londres en 2005 basado en la película del mismo nombre del año 2000. Esto no es ni bueno ni malo, pero habría sido un plus que la adaptación trasladara la historia a un pueblo de León o de Asturias que tan castigadas están siendo por las nuevas políticas energéticas que denostan al carbón. La historia, para el que no la conozca, se ambienta en la gran huelga, la mayor de la historia, que hicieron los mineros ingleses en 1984 ante los recortes de la Dama de Hierro. Como esto es un pasaje histórico, decir que dicha huelga no sirvió para nada más que empobrecer a los mineros no se puede considerar que sea un spoiler. En medio de todo este ambiente tan triste de gente que ve como pierde su trabajo o como cada día son más pobres por motivo de la huelga, Billy surge como una luz, una ilusión que consigue transmitir su ilusión a todo el pueblo. Billy, un niño huérfano de madre que vive con su padre, la abuela materna y su hermano, descubre de forma casual que su sueño es bailar y todo ello en el ambiente cerrado de un pueblo minero en el que los niños deben ir de azúl y las niñas de rosa, los niños jugar con coches y las niñas con muñecas. Esto le pone el camino un poco más difícil a Billy que sólo cuenta con el apoyo de Mrs Wilkinson, papel magníficamente interpretado por Natalia Millán probablemente porque es una de las actrices más completas que tenemos en España. Hasta aquí puedo leer porque contar mucho más sí que empezaría a rozar el spoiler. Continuos números musicales, emocionantes muchos de ellos, con más o menos coreografía según el caso, van componiendo la obra. Toda la historia se sucede en un fabuloso escenario, para el cual se reformó el Nuevo Teatro Alcalá, que suma enteros al espectáculo. De repente estás en la mina, de repente en el salón de baile o en la casa de Billy. Este gran despliegue hace obligatorio que para ver la obra sea necesario desplazarse a Madrid ya que sería imposible montar algo así en una gira de teatros. En cualquier caso, desde ya les animo a hacer gira porque una historia tan potente también podría disfrutarse con escenarios más sencillos cuando el nivel de los actores sobre el escenario es tan grande. El Billy Elliot que tuve oportunidad de ver fue Diego Rey. Hay un total de 6 ya que quieren respetar al máximo que el musical no suponga para los niños un problema a la hora de seguir sus estudios y su vida normal. Diego, como todos los demás, interpreta el papel de Billy a la perfección: baila, canta, emociona, disfruta sobre el escenario y hace disfrutar. Un gran trabajo sin duda de los protagonistas, de los Billys. Que decir de otros actores del cast como Adrián Lastra que tantos musicales tiene ya a sus espaldas o Carlos Hipolito, la voz en off de Carlitos mayor en Cuéntame, que ya ha participado en otros sorprendentes musicales como “Sonrisas y Lágrimas”…. Además todo ello va con música en directo con unos músicos que se encuentran bajo el escenario. Decididamente os recomendamos firmemente que vayáis a ver esta obra maestra o que regaléis entradas para ir estas navidades porque es una experiencia única. Yo orgulloso puedo decir #YahevistoBillyElliot .

http://www.billyeliot.es

No hay comentarios aún.

Deja un comentario